943 02 84 15

OSTEOPATÍA - HISTORIA

El americano ANDREW TAYLOR STILL(1828 Virginia- 1917 kirksville) es el padre de la osteopatía.

Era hijo de un pastor metodista, médico y agricultor del medio oeste. El nacer en este entorno propició el contacto con la naturaleza y con los indios swanees. Siguió los pasos de su padre estudiando medicina.

Combatió en la guerra de secesión en el lado de los unionistas como médico y cirujano, lo que le ayudó a concocer de una forma más profunda la anatomía.

Al terminar la guerra de secesión murieron 3 de sus hijos en una epidemia de meningitis. Quedó muy traumatizado, ante la impotencia que sintió como médico.

Empezó una búsqueda empedernida de otras formas más eficaces de tratar la enfermedad. Quiso hacer una medicina más acorde a las leyes de la naturaleza.

En 1874 denominó como OSTEOPATÍA (OSTEO>hueso, PATH>camino) el camino del hueso, a una nueva medicina manual y postuló su principio fundamental: “La estructura gobierna la función”. Se basaba en la corrección de la estructura ósea con el objetivo de afianzar una buena función orgánica.

La aplicación de estas nuevas técnicas le dio mucha fama y enseñó a sus hijos y algunos allegados sus conocimientos para poder atender a toda la demanda.

En el año 1892, junto con un cirujano llamado SMITH fundó la American School of Osteopathy en Kisksvile (Misouri).

Ejerció la docencia hasta el año 1900 y después se retiró a escribir.

La evolución de la osteopatía en América fue muy fructífera y lo trajo a Europa un alumno escocés de Still, Jonh Martin Liteljonh que fue quién creó la primera escuela de osteopatía en el viejo continente en 1917 (British School Of Osteopathy).

Entre las aportaciones que hizo Jonh Martin Liteljonh a la osteopatía caben destacar la descripción del mecanismo  de las líneas de fuerza antigravitatorios y la relación de las vértebras con su órgano correspondiente.

No podemos dejar sin nombrar al americano William Garner Sutherland. Era un periodista que se acercó a Still atraido por su fama. Se quedó maravillado de ésta nueva forma de tratamiento y empezó a estudiar osteopatía en la escuela de Still. Sutherland ha aportado a la osteopatía las bases de las técnicas craneales.

Han continuado su trabajo osteopatas de fama mundial como: Rollin Bekcer, Ane Walles, Viola Fryman.